Tag Archives: sonrisa

SOLO EL PRIMER MILLÓN CAUSA DOLORES

SOLO EL PRIMER MILLÓN CAUSA DOLORES 

-¿Y a qué debo la visita, Venancio? ¿No estás feliz en tus sillones?

-Hombre, Don Baldomero, con los dos puestos yo de mil amores.

-Entonces… ¿Por qué esa palidez, tal desazón, esos sudores?

-Bueno, es que…

-¿No te lo llevas calentito en blanco, en negro y de todos los colores?

-Que sí, que pega no he de poner, aunque estoy sufriendo horrores.

-Venancio: ¿Conciencia? ¿Miedo? ¿Un ataque de valores?

-¡Ay, Don Baldomero! Últimamente son tantos mis temores.

-¡Habla, tontaina! Arranca, que me tienes hasta los mismísimos bemoles.

-Entiéndame, Señor: con estos viajes rumbo a Andorra yo defeco en los calzones.

-Venancio, alma de cántaro: solo el primer millón causa dolores.

-Ya, Don Baldomero,…

-Después venga “chaletes”, cochazos, “restauranes”, pasta para tres generaciones.

-Ya, Don Baldomero,…

-Y la gran vida: joyas, trajes, coca, copas, picaderitos, hembras y condones.

-Sí, bien que lo sé.

-En el peor de los casos… un par de añitos en prisiones.

-Claro, Don Baldomero.

-Espabilando, buen hombre… ¡A trincar billetes! ¡Que lluevan los millones!

-Por supuesto, quedan bolsas de basura para llenar. Tengo montones.

-Eso, Venancio… Ponte en marcha. De guante blanco, pero al fin y al cabo ladrones.

 

Y si le regalas una flor

Y SI LE REGALAS UNA FLOR

rose-822447_640Y si le regalas una flor…

Tal vez sonreiría después de mucho tiempo.

Tal vez recuerde lo mucho que te quiere.

Tal vez te de ese beso que hace tiempo no te da.

Tal vez le haga mucha ilusión porque está triste.

Tal vez salte la chispa que parecía apagada.

Tal vez le des la sorpresa que necesitaba.

¿Por qué no le regalas una flor?